Dicen que nadie es profeta en su tierra como este agente de la policía de tránsito de la ciudad de México a quien le dieron tremenda golpiza por llegar a colocar las llamadas “arañas”. (Diapositovo para inmovilizar vehiculos). Y es que se la autoridad no midió el riesgo al atreverse a meter.a.una zona practicante “tierra de nadie”, sino vea esto.