El 25 de noviembre de hace 9 años lo asesinaron en un palenque semivacio de Reynosa Tamaulipas a manos de un grupo criminal.

A la distancia supimos que se trató de un plan para matar al cantante Valentín Elizalde, quien con 27 años, fue llevado con engaños al palenque de Reynosa Tamaulipas para presentarse ante un reducido público en la feria, ya que era el único artista al que contrataron y los boletos –decía la taquilla- estaban agotados.

Las 2 primeras horas de la madrugada del 25 de noviembre de 2009, el gallo de oro como le puso su padrino de carrera Diego Cota –empresario sonorense- fue esperado a salir del palenque, apenas unos cuantos metros afuera del palenque, la Suburban donde viajaba el cantante, su primo Tano Elizalde y otras personas, fue interceptada por dos vehículos Hummer, no hubo escapatoria, descendieron al menos 3 hombres armados con rifles de asalto AR15 y AK47, y otro con pistola calibre 44, para descargar sus armas hasta desabastecerlas.

Valentín Elizalde sintió los disparos, y solo abrazó su gallo de oro que traía colgado en el cuello, -regalo de su padrino- vio la muerte y solo instantes después su cuerpo cayó sin vida al costado del asiento trasero donde el venía. Él y dos de sus asistentes murieron por cientos de balas. El único que sobrevivió fue el primo Tano Elizalde.

La noticia corrió como pólvora, pues ante los medios de comunicación, era la nota roja que secundaba a la muerte del recién asesinado hijo de Joan Sebastian, Trigo Figueroa. El tema fue por varias semanas noticia.

La despedida del Gallo de Oro, -como se le bautizó- se volvió mas famoso, las ventas de sus discos se dispararon y los medios de comunicación se encargaron de hacerle emotiva despedida entre fanáticos y remembranzas.

Aquí esta el video que ya es viral en las redes sociales sobre le homenaje a nueve años de su muerte, que hace VIDEROLA al “Vale” como le decían en confianza.