ADVERTENCIA: Estas imágenes puede herir su sensibilidad

En la ciudad de Guangde, en el este de China, dos niños se salvaron milagrosamente de morir aplastados por el auto de su propio padre. El hombre dejó a los niños cerca de su jardín de infantes y cuando se disponía a irse no se percató de que tenía a sus hijos delante del auto, uno de ellos atándose los cordones, y les pasó por encima. Ambos salieron ilesos del incidente, apenas con algunos rasguños.

Fuente: RT