Su abogado Andrés Reyna, lo salvó de ir nuevamente a prisión; y todo porque pretendían extorsionarlo con supuestos delitos fiscales que le inventaron. Nos dijo una fuente del artista.

Monterrey N.L..- El cantante Juan Gabriel, se libró otra vez de pisar la cárcel por supuesta falsificación de su firma en declaraciones ante el fisco mexicano y que fueron motivo suficiente para que la oficina del Sistema de Atención Tributaria –SAT- iniciara una serie de denuncias penales en contra de Alberto Aguilera Valadez, mejor conocido como Juan Gabriel, a quien acusaron también de evasión fiscal en 2013. Sin embargo sus abogados lograron detener el juicio a mediados de 2015.

Una fuente del artista consultada por Paparazzis México KADRI.MX, nos informó detalles acerca de este penoso incidente legal que puso en aprietos a Alberto Aguilera Valadez nombre real del Divo de Cd. Juárez.

-Tenemos entendido que Juan Gabriel estuvo a punto de ir a la cárcel

“así es, Alberto –nombre real- tuvo muchos problemas en el pasado por malos manejos de su gente, de hecho las ocasiones que lo detuvieron, fue culpa de sus contadores. En esta ocasión no fue culpa de los contadores, mas bien, unos empleados del SAT –Sistema de atención tributaria- intentaron intimidarlo y en su caso encarcelarlo para extorsionarlo con unos 10 millones de pesos, para no consigar 4 denuncias penales y así librar ordenes de aprehensión para llevarlo a prisión por delitos fiscales”.

-¿Qué delitos fiscales?

“ En situaciones extrañas, la PGR en Chihuahua, le mandó a Alberto, un citatorio para que declara en relación a 4 denuncias penales en su contra; bajo los expedientes AP/PGR/737DD/2008, la segunda: AP/PGR/741/2008, al tercera era AP/PGR/739/DD/2008-1 Y la cuarta AP/PGR/740/DD/2008-;  por los delitos de fraude y falsificación de firma. En aquel entonces, el cuerpo de abogados, le dijo que no acudiera, para ganar tiempo e investigar de que se trataba, y descubrieron una tonteria, que como no era la firma como siempre la hace, y eso bastó para tener elementos para encarcelarlo o diría yo para extorsionarlo”.

-¿Entonces no cometió delitos?

“No, porque se justificó que su firma cambió después de que él se cayó del escenario en el 2005, pero nos enteramos extra oficialmente que a Juan Gabriel, lo quisieron persuadir los inspectos del fisco para que les pagara 10 millones de pesos para no meterlo a la cárcel. Pero su gente no accedió”.

-¿El problema ya terminó?

“el problema lo terminaron apenas a principios de 2015, con una resolución definitiva en la que queda sin fundamento la acusación que hiciera el ministerio público federal, por cuanto hace a la supuesta falsificación de firma y fraude, ya que el tiene en tiempo y forma el pago de sus impuestos y declaraciones. Además probaron sus abogados los motivos por los que Juan Gabriel ya no firma como lo hacía antes de la caida del escenario”.

LA ULTIMA OCASIÓN QUE ENCARCELARON A JUAN GABRIEL

Recordando un poco los problemas a los que se ha enfrentado Juan Gabriel, basta señalar que en el año 2000,  La Secretaria de Hacienda informó que Alberto Aguilera Valadez -nombre real de Juanga-, reportó ingresos por debajo de lo que ganó por sus presentaciones en 11 años. Y aunque la cuenta era superior a 100 millones de pesos en aquel entonces, por no arreglarlo a tiempo alegando que su entonces representante Ralph Hauser era el reposanble de esas acciones, finalmente Juanga es presionado a pagar, tras ser detenido el 22 de junio de 2005 en Ciudad a Juárez, pero salió libre tras pagar una fianza de 4 millones de pesos y se supo que llegó a un arregló de pagar en parcialidades unos 27 millones de pesos hasta completar la deuda.