El futbolista estuvo rodeado de su familia y amigos en la cancha del Estadio Azteca.

Ciudad de México.- El futbolista Cuauhtémoc Blanco y alcalde de Cuernavaca Morelos, recibió la más merecida despedida del fútbol mexicano en su estadio, el Azteca, rodeado de su familia y sus amigos, 64000 almas disfrutaron sus últimas patadas al balón de fútbol en el encuentro frente a Monarcas del Morelia.

Porto la camiseta del América con el número 100, Cuauhtémoc se veía orgulloso, melancólico. A la vez alegre y triste, pero sin duda qué fue, la mejor de las despedidas en muchos años. Fue una tarde soleada donde coreaban su nombre.

Tuvo que dejar por un momento sus ocupaciones como presidente municipal de la capital del Estado de Morelos, para reunirse con su entrañable equipo, el América.

El Astro del balompié mexicano inició el partido y al minuto 30 salió al cambio de Darwin Quintero. En la cancha se le vio como si fuera su primera vez, entregado y apasionado. Era inevitable que hiciera su clásica cuauhtemiña.

En el medio tiempo, el director deportivo del Club América Ricardo Peláez, le entregó a Temoc, una playera con el número 100, firmada por todos sus compañeros del equipo y enmarcada. Luego lo acompañaron en medio de la cancha del azteca sus grandes amores, su esposa, sus hijos su señora madre, sus hermanos y algunos amigos de toda la vida.

El partido concluyó con 4 goles a favor del América frente a los Monarcas de Morelia. Y cada anotación a favor del equipo que lo vio nacer, se lo dedicaron a Cuauhtémoc. Fue el hombre que salió de las calles de Tlatilco en la delegación Azcapotzalco, y hoy le dice adiós al fútbol para regresar a cumplir un deber en la política como alcalde de la ciudad de la eterna Primavera.