En 1998 otra actriz puso el ejemplo jamás olvidado

Ciudad de México.- Como no recordar en 1998 cuando en la telenovela “El privilegio de amar” la actriz Cinthya Klitbo quien dio vida a la desquiciada Tamara se rapó en plena grabación para darle realismo a su personaje.  Ahora la actriz Betty Monroe protagonista de la telenovela “Sueño de amor”, hace lo mismo.

En el melodrama “Mentir para vivir”, Mariana Garza apareció rapada, pero fue una caracterización y con Monroe es ella misma la que corta su larga cabellera, lo que desató críticas a favor de su profesionalismo.

Algunos dicen que fueron actos desesperados para aumentar el morbo y la audiencia de espectadores de Televisa.

Fuente Excelsior.com

Unknown-3

Unknown-4

Unknown-5

Unknown