El capitán de Portugal fue sorprendido por un amante del fútbol quien solo quería una foto.

El astro del fútbol Portugués, Cristiano Ronaldo, defendió a un fanático que burló la seguridad del estadio Parque de los Príncipes de París, para cumplir un solo objetivo, tomarse una foto con su ídolo.

El hincha Portugués que temblaba de los nervios y la emisión, no podía activar su cámara del celular, y sorprendentemente Ronaldo espero paciente a que el aficionado cumpliera su objetivo, a tal grado de apartar a la seguridad, quien tenía toda la intención de arrestaron y sacarlo del campo.

Con lágrimas en los ojos y después de haber cumplido su objetivo el joven salió escoltado por el cuerpo de seguridad pero, feliz por haber capturado el momento que muchos envidiarían.