Al fin terminó el castigo para el canadiense que arrojó huevos a su vecino en su residencia en Estados Unidos.

El afamado rubio, cumplió con la libertad condicional, tras el incidente y se informó segun TMZ.com que el cantante terminó antes de tiempo su castigo por ser mal vecino.

El chistesito, le costó dos años de libertad condicional y el pago de 80 mil dólares por daños a su vecino con quien tuvo una riñá que culminó en una acusación criminal por su conducta de agredir la propiedad de la persona.

Fuente. Varios medios.