Pokémon Go es la moda . La aplicación está causando sensación mundial, tanta que comienza a salirse de control . Lo cierto, es que es buena idea para quemar calorías, pero también es idónea provocando accidentes.

El juego llegó al programa de televisión Caso Cerrado; sí, ese del que salió el famoso “estúpida, mi pelo, idiota”.

En esta ocasión, un hombre llamado Julio se presentó frente a la jueza Ana María Polo para denunciar a dos muchachas que ingresaron, en la madruga y sin permiso, a su propiedad con la intención de atrapar a los monstruos de bolsillo
video

El acto provocó que la hija del sujetillo se alterara poniendo en riesgo un caso de custodia.

Pero, como era de esperarse, surgió más y más drama. Las demandadas alegaron que el sujeto las agredió con piedras provocándoles algunas lesiones.

Más tarde llegó la esposa de Julio, lo llamó hipócrita, amante de Pokémon y reveló haberle cachado una infidelidad gracias a la aplicación.

¿Quién ganó el caso? Nadie.