Lo que caracteriza a estas tiendas es la curaduría de las piezas, que aunque no tienen que ser de diseñador, sí tienen que estar en muy buen estado y tener sentido estético con la tienda.

Durante muchos años sufrí viendo cómo las revistas (que en ese entonces llegaban todas al Sanborns) recomendaban ir a buscar a tiendas vintage los tesoros para vestirte con piezas de lujo, y verte único y cool al mismo tiempo. Eran legendarias estas tiendas en New York o París, en las que podías comprarte un saquito Chanel a una fracción del precio original, o una camisa Gucci de la década de los 60… y me tenía que resignar a que aquí en México o lo comprabas en el Palacio (y lo que llegara antes de que abrieran Polanco), o no había nada vintage.

Hace como 10 años descubrí algunas tiendas, especialmente en la Condesa, que se dedicaban a vender ropa usada (tipo el Ejército de Salvación, donde por precios accesibles podías comprarte ropa que alguien más manchó de desodorante), pero es distinta una “thrift store” que una tienda de ropa vintage. Thrift son las tiendas muy populares en Estados Unidos donde la gente compra ropa de segunda mano, sin importar la marca (aunque a veces sí tienen un espacio de diseñadores) ni la época de la que provienen. Puede haber piezas vintage en una thirft store, pero no puede haber una camisa Banana Republic de hace dos años en una tienda vintage. Lo que caracteriza a estas tiendas (donde la ropa es de otra era) es la curaduría de las piezas, que aunque no tienen que ser de diseñador, sí tienen que estar en muy buen estado y tener sentido estético con la tienda.

Según la definición de “vintage” es ropa con una edad entre 20 y 100 años –la ropa aún más vieja es considerada una antigüedad– aunque claramente cada tienda puede llamarle vintage a lo que prefiera. Por ejemplo, recientemente, abrió en la Ciudad de México la tienda Void (donde tomamos las fotos), que vende cosas exclusivamente de 1999 hacia atrás – o sea, su vintage es de 16 años. A pesar de que hay bolsas Birkin de Hermès, vestidos Chanel y un abrigo Yves Saint Laurent de los 60s que ya le eché el ojo, no toda la ropa es de diseñador. Existen muchas piezas que debido a su relevancia cultural en este momento, están disponibles si es que están en buen estado, por ejemplo, las chamarras souvenir bordadas de Japón, Corea o Vietnam (las originales, no las que se venden por una fracción de precio en Zara, aunque son una súper opción también), las chamarras de piel con flecos de los años 70, y camisetas de conciertos y de Harley Davidson, originales, con hoyos, pero las más suaves y con mejor fit que me he probado en mi vida.

Esta moda de tiendas de reventa (ya sea vintage, o de consignación de prendas de lujo como la página web troquer.mx, un modelo muy similar a therealreal.com, las dos con envíos a México) resulta una de las industrias que además de ser positiva para el planeta, es muy redituable. En Estados Unidos se estima que los ingresos anuales de la ropa vintage, de reventa, de segunda mano, etc son de US$4 mil millones, y el 17% de los estadounidenses compran en alguna tienda de este tipo al año (vs 11.4% en outlets, 19.6% en boutiques y 21.3% en tiendas departamentales). Es posible que mucha de esta popularidad se deba a que la gente interesada en la moda y el estilo único, no quiera ya usar lo mismo que trae todo el mundo, lo cual sucede gracias a las tiendas de fast-fashion tipo Zara y H&M. Con estas tiendas, no es necesario gastarse una fortuna en tener un producto único, que nadie más tendrá, que tiene historia y que además podrá conservar su valor a lo largo del tiempo.

Y aquí hay que ver a qué me refiero por “no gastarse una fortuna”, porque antes de que corran a Void o se metan a troquer.mx a gastarse la quincena, es importante saber que las cosas buenas cuestan. Si están esperando comprar una bolsa Hermès por $3,500, no es el lugar indicado. (No sé si exista un lugar indicado si están esperando eso, chavas). No les va a costar los $150,000 + seis meses de espera que en la tienda. Pero sí quizás como un pequeño coche sedan.

http://www.estoespurpura.com/donde-comprar-ropa-y-accesorios-vintage-en-mexico/

Por Juan Pablo Jim