Cada año se producen alrededor de 22 millones de abortos peligrosos en el mundo, 3 millones son practicados en niñas de entre 15 y 19 años. ¿Pueden prevenirse? ¡Sí!

La educación sexual, el uso de métodos anticonceptivos, la atención a tiempo y el acceso a servicios de aborto seguro son las claves para prevenir las muertes de adolescentes y niñas, o infecciones y complicaciones en mujeres adultas según la Organización Mundial de la Salud.

Hoy te contamos de qué se tratan los implantes anticonceptivos y por qué algunos Estados han empezado a aplicarlos gratuitamente. Enterate todo sobre este nuevo método para prevenir el embarazo.

¿Cómo es el implante y qué impacto tiene en el cuerpo?

El implante es de plástico flexible, tiene el tamaño de un fósforo y NO duele. Como método anticonceptivo, su función es liberar progestina. Esta hormona interrumpe el funcionamiento de los ovarios, es decir, la liberación de óvulos, y aumenta la producción de mucosa cervical que bloquea el esperma.

¿Quiénes pueden aplicárselo?

Este anticonceptivo se implanta solo en mujeres, sin importar su edad. Podés usarlo aunque ya hayas mantenido relaciones sexuales y no tiene contraindicaciones si se usa en periodo de lactancia.

¿Dónde y cómo se aplica?

El implante se coloca debajo de la piel del brazo después de aplicar un analgésico local. Tiene que ser colocado por especialistas en una clínica u hospital y el procedimiento dura unos pocos minutos.

En algunos países, los implantes se aplican gratuitamente en hospitales públicos. En Argentina, por ejemplo, podés colocartelo si tenés entre15 y 19 años si no tenés obra social o prepaga.

¿Cuánto dura y cuán eficiente es?

Las estadísticas revelaron que previene el 99% de los embarazos pero no es un método de barrera. Por lo que es necesario usar un preservativo para prevenir enfermedades de transmisión sexual como el VIH u otras infecciones. Al ser similar al DIU, tiene una duración de 3 años y luego debe extraerse.

¿Cuáles son los pros y los contras?

Este método anticonceptivo tiene sus ventajas: ya no sentirás tanto dolor menstrual y no correrás el riesgo de olvidarte de tomarlo, como en el caso de las pastillas. Como no todos los cuerpos lo toleran del mismo modo, tal vez sientas cambios en el impulso sexual, dolor de cabeza, en los senos o el brazo y náuseas. Otro efecto secundario es el sangrado irregular, pero suele regularse con el tiempo. De todos modos, no dudes en visitar a tu médico. Y no te olvides de también usar preservativos para prevenir enfermedades sexuales.

Si querés más información sobre los implantes anticonceptivos o estás interesada en usarlos, consultá con tu ginecólogo o médico clínico. Es importante ver a un profesional y realizarse controles ginecológicos periódicos. ¡Difundí!

http://www.imujer.com/salud/169985/todo-lo-que-tenes-que-saber-sobre-los-implantes-anticonceptivos-los-conocias

Por Greta Fedeli