Científicos de la Universidad de Syracuse en Nueva York recientemente llevaron a cabo una investigación a gran escala entre 968 personas de 23 a 98 años de edad. Sus hábitos alimenticios no fueron cambiados.

El experimento mostró que el chocolate tiene un efecto directo en nuestro desempeño cognitivo, y consumirlo regularmente puede mejorar tu memoria y desarrollar el pensamiento abstracto.

Hace algunos años, los investigadores de la Universidad de Tel Aviv revelaron que comen chocolate cada mañana. Ellos afirmaron que esto les ayudaba en su trabajo. Desafiando la creencia popular de que la gente no debe comer chocolate cuando está a dieta, se determinó que, en realidad, esto puede ayudar a bajar de peso.

“Cuando te despiertas, tu cerebro necesita energía de inmediato“, dice la doctora Daniela Jakubowicz, cuyo libroThe Big Breakfast Diet (”La gran dieta de desayuno“) se convirtió en un bestseller. “Es la hora del día cuando tu cuerpo convierte la comida en energía. Más tarde, cuando comes, tu cuerpo y tu cerebro se ponen en el modo de alta alerta, guardando la energía de la comida como reservas de grasa. Así es como subes de peso cuando comes poco”.

El chocolate no se debe comer más tarde de las 9 de la mañana. De acuerdo con Jakubowicz, las personas que comen carbohidratos, proteínas, y un postre de 600 calorías pierden más peso que los que comen 300 calorías para el desayuno pero más tarde.

¿Pero qué hay en el chocolate que causa un efecto tan positivo? Los expertos dicen que es un nutriente llamado flavonoide que, por lo general, se encuentra en los alimentos de origen vegetal y representa hasta el 20% de los componentes presentes en los granos de cacao. Los niveles altos de los flavonoides también se encuentran en el té, vino blanco y frutas como uvas y manzanas.

Así que la próxima vez que te atormentes con el dilema de si comer chocolate o no, atrévete a incluirlo en tu desayuno. Tu cerebro, e incluso
tu cintura, te lo agradecerán.

Resulta que comer chocolate al desayuno es bueno para tu cerebro y ¡tu cintura!

Fuente: genial.guru