La historia de Mónica, una mujer que no puede estar tranquila desde hace 3 meses, cuando un hombre y una mujer la obligaron a entrar a un taxi y le arrebataron a su bebé, en la Colonia San Pablo Atlazalpan, en el Municipio de Chalco, está rondando en las redes sociales y ahora pone en alerta a la población de este municipio por la forma en que operan estas bandas.

HIJO DEL ALCALDE DE VALLE DE CHALCO ES ACUSADO DE ASESINATO

La mujer, junto con su marido y sus otras 3 hijas, se mudó a la Ciudad de México y ahora no puede salir a la calle sin sentir que alguien la puede volver a agredir.

En entrevista para el diario Reforma, la mujer señaló: “Ya no salgo igual, salgo con miedo, veo a todas las personas, yo no saco para nada a mis hijas, ni a la tienda; afortunadamente mi pareja para todo me ha apoyado”.

El 17 de enero, la joven dio a luz en su casa a su cuarto hijo: Fernando Jesús. Tras el nacimiento acudió a un hospital para que la atendieran.

A los tres meses una mujer se acercó a su hogar, quien aseguró que era trabajadora social del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia y quería darle un apoyo económico.

Al otro día, Mónica salió para comprar su despensa, puso a su bebé en un canguro y tomó el transporte público.

MANDO POLICIACO PIERDE LA VIDA TRAS SER ATACADO POR UN GRUPO ARMADO

De regreso a casa, ya con las bolsas del mandado en manos y su bebé cargando, vio un vehículo Tsuru tipo taxi con los vidrios polarizados.

En el asiento del piloto estaba un hombre de aproximadamente 1.70 metros de estatura, nariz y boca ancha y tez morena.

Afuera del carro estaba una mujer robusta, con el cabello lacio, pintado de rubio, tez blanca y cejas depiladas, a quien Mónica reconoció como la trabajadora social.

RESPONDER

Por favor
Por favor introduce tu nombre