Alrededor de las 06:40 de la mañana, Amelia, de 22 años, fue violada por un sujeto que la amenazó con un arma de fuego, a unos metros de la central telefónica donde trabaja, la estudiante de la FES Acatlán bajó del microbús en el cruce de Periférico y Primero de Mayo, del lado de avenida Toluca, en Naucalpan, Estado de México.

“Mientras esperaba el semáforo para cruzar la calle, un hombre se me acercó y con un arma me obligó a caminar hacia la banqueta de atrás y me metió entre unos locales oscuros”, reveló a El Universal.

ENTRENADOR OBLIGA A UNA ESTUDIANTE A SALTAR DESDE VARIOS METROS DE ALTURA Y OCURRE UNA TRAGEDIA

El sujeto violó a la joven estudiante en plena calle, “incluso algunos volteaban y me veían con mirada de asco, pero nadie intervino”. La víctima sale todos los días antes de las 6 de la mañana para llegar a trabajar a las 7 y poder ir en la tarde al campus de la UNAM.

“El sujeto, cuyo olor era asqueroso, me inmovilizó con su arma. Me quedé paralizada mientras me golpeaba después de ver que traía oculto en el pantalón el celular ´bueno´, pues ya le había dado el teléfono para asaltos, mi cartera y mis credenciales”.

CAMIÓN DE GAS L.P. ATROPELLA A UNA ESTUDIANTE DEL BACHILLERES 15

La estudiante se pregunta por qué la gente no la ayudó y evitó la violación “por lo menos hubieran llamado a la policía”. Después del ataque, fue auxiliada por un hombre que iba con su hija y la acompañó a cruzar la calle para llegar a su trabajo, de ahí esperó a su madre y acudió al Ministerio Público del Centro de Justicia, ubicado en Naucalpan.

La denuncia de la violación le tomo casi 10 horas.

RESPONDER

Por favor
Por favor introduce tu nombre