Desde su apertura, el LumiDolls de Torino, en Italia, un burdel de muñecas sexuales causó sensación por su peculiar servicio, pero ahora este lugar dedicado a la lujuria tuvo que cerrar sus puertas luego de que las autoridades locales determinaran que los ‘juguetes’, no cumplen con las medidas de higiene necesarias.

Según informa Daily Mail, la policía cantó el lugar ante la sospecha de que las muñecas no limpiaban bien después de cada uso. y se determinó que los objetos sexuales requiere de un lavado de aproximadamente dos horas entre turno y turno, por lo que se estima que el establecimiento no cumple con los estándares.

Este comercio cobraba US$93 dólares por pasar un rato de diversión con una de estas mujeres de plástico, las cuales están valuada en unos US $2,340 dólares; sin embargo, las autoridades descubrieron que este comercio infringía las leyes.

View this post on Instagram

Sasha #dollshotel #lumidolls

A post shared by @ dollshotel on

“Las posiciones que pueden tomar son muchas, casi todas las del Kamasutra”, se leía en un cartel publicitario del burdel, que fue abierto el pasado 3 de septiembre, mientras que los clientes podían elegir entre una gran variedad de re´placas humanas de mujeres hechas en silicona.

RESPONDER

Por favor
Por favor introduce tu nombre