El caso de un niño de 13 años que quiso defender a su hermana de un grupo de hombres en estado de ebriedad, y que murió en el intento, ha empezado a estremecer a Colombia y las redes sociales en todo el mundo.

Los hechos ocurrieron el pasado 15 de septiembre cuando José Daniel y su hermana salieron de casa en el barrio de Bosa al sur de Bogotá, para comprar algo de comida cuando, al transitar por la calle, dos sujetos empezaron a molestarlos.

Ema Cristina Triviño Rojas, la madre de ambos relató que los testigos le dijeron que los sujetos “estaban tan agresivos que uno de ellos le pegó un cabezazo a mi hijo y le dejó herida su carita”.

 

En ese momento el pequeño huyó, pero se su hermana se quedó atrapada con los dos agresores y por ello, él regresó para auxiliarla.

“Es en ese momento cuando sale de una taberna un hombre mayor. Tenía una cachucha roja y una chaqueta blanca. Él apuñala a mi hijo en el cuello. Él lo asesinó“, afirmó la madre de los niños.

De acuerdo con información del periódico local El Tiempo, los agresores escaparon en tanto que la niña llevó a su hermano hacia un hospital, en donde se decretó la muerte del menor.

“Luego lo llevaron al hospital de Kennedy, pero ya mi hijito había muerto. Ellos me lo mataron, ya estaba todo desmayadito”.

La familia de José Daniel asegura que no tienen la menor idea de qué causó la agresión en contra de los dos menores, y el posterior asesinato del niño. Lo único que les han afirmado es que sus atacantes “se veían” en estado de embriaguez.

De acuerdo con su madre, José no era un niño problemático. “Él no se metía con nadie, se la pasaba riéndose. Incluso cuando lo estaba regañando”.

Ema y la familia exige la captura urgente de los agresores, pues permanecen en libertad.

“La última vez que vi a mi niño desayunamos juntos, luego me acompañó a coger el bus cogidos de brazos. Me dijo que me amaba, que nunca me olvidara de eso”, según contó la mujer a medios.

RESPONDER

Por favor
Por favor introduce tu nombre