En la actualidad, las redes sociales se han convertido en parte de nuestra vida cotidiana, incluso llegan a ocupar un papel preponderante para algunas personas que no pueden vivir sin ellas, es por ello que un reciente estudio reveló que son más adictivas que el cigarro y el alcohol, además de tener un profundo impacto en nuestra salud, principalmente en lo mental.

La forma en que ahora nos conectamos como personas casi siempre está ligada a plataformas como Facebook, Twitter, Instagram Snapchat, YouTube y otras redes que han revolucionado la convivencia humana a tal grado que algunas de ellas, al ser usadas de manera excesiva, pueden generar trastornos de ansiedad y hasta depresión, convirtiéndose incluso en una fuerte adicción.

https://youtube.com/watch?v=iWni-lgUTwA

La Royal Society of Public Health (RSPH) publicó un estudio titulado Status of mind, en el que reveló que la principal afectación de estas redes sociales, a las que también catalogó grandes oportunidades para aprender, innovar y ser creativo, es perder el contacto con la realidad.

Fue a principios de 2017 que la RSPH realizó una encuesta a 1,479 usuarios que oscilaban entre los 14 y 24 años de edad, que consistió en preguntarles sobre las plataformas más populares con el objetivo de descubrir qué repercusiones tenían en su salud y bienestar.

La investigación arrojó datos sorprendentes y uno de ellos fue que el 91% de los jóvenes de entre 16 y 24 años utilizan internet exclusivamente para navegar en redes sociales y que el uso de estas plataformas está vinculado a mayores tasas de ansiedad, depresión y falta de sueño, algo preocupante si se toma en cuenta que mismo estudio señala que este periodo de la vida es crucial para el desarrollo emocional y psicosocial de la persona.

Fue a mediados de la década de los 2000 que las redes sociales se hicieron masivas y convirtieron el internet en una nueva forma de comunicarse y compartir información; sin embargo, las tasas de ansiedad y depresión en jóvenes han aumentado 70% en los últimos 25 años, además el acoso cibernético es un problema que va en subida, y del que 7 de cada 10 jóvenes han sido víctima.

El estudio también concluye que las redes sociales son las causantes del “FOMO” (miedo a perderse de, por sus siglas en inglés), y no obstante, se presentan como un espacio para experimentar una vida social, pero cuanto más se utilizan, más probable es que se presente el síndrome de comparación en el individuo, incluso llegando a crear vidas falsas e idealistas.

[ajax_load_more]

RESPONDER

Por favor
Por favor introduce tu nombre