Para algunas personas, convertirse en padres es uno de sus más grandes sueños, no importa que para ello haya que recurrir a la adopción, tal y como le sucedió a Katie Page, una mujer con un bondadoso corazón, y quien luego de cumplir 30 años y pasar por un divorcio, tomó la decisión que le cambió la vida.

Su separación la hizo darse cuenta que quería algo diferente, así que de inicio se mudó de casa y se fue a vivir a Colorado, incluso cambió de trabajo y descubrió algo que jamás había sentido: el instinto maternal.

Tres años después, como si se tratara de una señal del destino, Katie recibió un correo de parte de la iglesia local en el que le hablaban de la crianza de los niños y fue entonces que, aunque sentía miedo, comenzó a investigar más sobre este tema y en 2015 hasta se apuntó como voluntaria para cuidar a niños que habían sufrido algún trauma.

El objetivo de Page era ayudar a estos pequeños a superar la adversidad y sus problemas, pero fue entonces que sus ganas de adoptar a un niño se convirtieron en uno de sus sueños. Casualmente, la institución en la que ella laboraba le pidió que se hiciera cargo de un bebé de apenas cuatro días de nacido, que había sido abandonado en un hospital.

Tras 11 largos meses de buscar a los padres de este pequeño, el cual se presumía había sido expuesto a las drogas, Katie no logró encontrar rastro alguno, así que comenzó con los tramites de adopción y logró con éxito que Grayson, como llamó al bebé, se convirtiera legalmente en su hijo.

Pero su vida tendría otra sorpresa y es que a dos semanas de haber concluido el trámite para adoptar a Grayson, de casi un año de vida, volvió a recibir otra llamada por parte del instituto, pidiéndole que ayudara a cuidar de un niña recién nacida que había sido abandonada en el mismo hospital y que también presentó rastros de algunos estupefacientes.

Esta vez la decisión era más complicada, aunque aceptó, así que la bebé fue llevada a casa de Page, pero cuál fue su sorpresa al revisar el brazalete de la niña y descubrir que el nombre de la madre biológica era el mismo de la mamá de Grayson, lo que la llevó a investigar más.

Katie se comunicó de inmediato con una asistente social para preguntarle si esto era posible. En un principio dudaron, pero la agencia logró contactar a la madre de la niña, quien confirmó los hechos, además de señalar que también era la madre de Grayson.

Ante esta maravillosa coincidencia, Page no dudó en adoptar a la nueva bebé, a quien por cierto llamó Hannah, y es que no daba crédito a que la vida le diera la oportunidad de criar a dos niños que en realidad eran hermanos.

Pero la historia no termina ahí, pues 13 meses después, la mamá biológica de ambos niños dio a luz a un tercero, el cual está al cuidado de Katie, quiene espera poder adoptarlo en los siguientes meses.

View this post on Instagram

Oh my! I think my followers just tripled in a matter of days 😱. I don’t even know if I have done an introduction ever on my account, but it seems appropriate with so many new amazing people following our journey. 💕 I’m Katie, a single mom who trust God and took a leap of faith… and somehow ended up with a miracle I never could have dreamed in my wildest dreams. I am SO blessed to be the mom to Grayson (2.5 yo) and Hannah (1.5 yo) and two fur babies Henry and Heidi. And I pray to add their brother Jackson (5 mo) to the family this year. I work in the construction industry helping to building hospitals and other commercial buildings. I love DIY home projects and lately figured out how to sew… so on an adventure to make cute things for my babies and the home. I am originally from Alabama, but I have called Colorado home for 10 years. I miss the beaches of the Florida panhandle, but I also love the mountains. Chocolate is my biggest addiction 😋. I do not go a day without it! My favorite color is white ☁️ I have no idea what else to tell you about me… but feel free to ask if I didn’t share enough! Thank you SO much for following us on this crazy adventure ❤️ #fostercare #singlefostermom #thisisfostercare #chooselove #momlife #fosterlove #fostertoadopt #adoption #mightymamasbyadoption #adoptionrocks #fostermama #fostering #fosterbaby #thisisus #fostercareis #itsworthit

A post shared by Wood and Grace (@woodandgraceblog) on

RESPONDER

Por favor
Por favor introduce tu nombre