Argentina está conmocionada por la historia de Paola Córdoba, una mujer de 38 años que llegó un día a casa y encontró a su marido abusando de su hija de 18 años, por lo que lo asesinó a puñaladas.

El agresor, ahora occiso, fue identificado como Alberto Elvio Nairetti, quien aprovechó la ausencia de su esposa para intentar violar a su hija, golpeándola en repetidas ocasiones para conseguirlo.

Al descubrir la escena, Paola fue inmediatamente a la cocina y tomó un cuchillo, que utilizó para darle 185 puñaladas, según informaron medios locales.

Fue una llamada a los servicios de emergencias la que alertó de que había un herido por arma blanca. Cuando la Policía llegó, la mujer confesó el crimen y el hombre ya no contaba con signos vitales, como consecuencia de la heridas que presentaba en pecho, espalda y abdomen.

En la escena fueron encontrados dos cuchillos ensangrentados, por lo que no se descarta la posibilidad de que la hija también participara en el asesinato. Autoridades investigan el caso.

[ajax_load_more]

RESPONDER

Por favor
Por favor introduce tu nombre